Blog de CFOremoto

El valor estratégico del análisis del macroentorno

El análisis del macroentorno es una etapa clave en la definición de estrategias en  cualquier organización. Implica estudiar metodológicamente todos los factores externos que pueden impactar indirectamente en el desarrollo de la empresa y de la industria en la que opera.

En complemento con el análisis del microentorno (las fuerzas cercanas a la compañía que tienen un impacto directo sobre su funcionamiento), la comprensión de estas variables facilita la toma de decisiones con el menor nivel de incertidumbre posible. Además, sirven para mejorar la capacidad de adaptación a las fluctuaciones del mercado.

En definitiva, analizar y conocer el macroentorno nos permite entender el contexto general en el que está inmersa la empresa para afrontar las debilidades, explotar las fortalezas y buscar las mejores oportunidades de negocios.

CFO - CTA Text - 3 acciones para superar crisis financieras

Variables a estudiar en un análisis de macroentorno

El macroentorno está compuesto por factores demográficos, económicos, tecnológicos, políticos, legales, sociales, culturales y medioambientales que afectan el entorno de la empresa. 

Según el sector o la industria, estas fuerzas externas afectarán de una manera diferente el funcionamiento organizacional:

  • Factores legales y políticos

Son todos aquellos ordenamientos jurídicos, códigos y leyes en las que están enmarcadas las actividades de un sector. También involucra al papel que juegan los gobiernos en la economía. Algunos factores legales y políticos que pueden afectar el macroentorno son, por ejemplo, las tasas de impuestos, actualización de salario mínimo, leyes de importación o exportación y la política monetaria.

  • Factores socioculturales

Son los estilos de vida, las tradiciones, costumbres, cambios e intereses de una determinada población. A nivel estratégico son importantes para una compañía, por ejemplo, al momento de seleccionar o reclutar candidatos, o para conocer determinados patrones de comportamiento antes de lanzar un nuevo producto al mercado.

  • Factores económicos

Las variables económicas son clave en cualquier macroentorno. Hacen referencia a cuestiones como el poder adquisitivo de las personas que viven en una región determinada, la inflación, el tipo de cambio, las crisis económicas y las tasas de desempleo. Son factores críticos al momento de tomar decisiones corporativas como contratación de personal o fijación y actualización de salarios. 

  • Factores tecnológicos

Son todos aquellos avances tecnológicos y científicos que pueden afectar indirectamente la estructura o el desarrollo de una organización. Conocer estas variables sirve para tomar decisiones respecto a nuevos procesos productivos, obsolescencia de productos o servicios, cambios en la comunicación y mayor conectividad en las áreas de una compañía.

  • Factores naturales y medioambientales

Son todos los elementos relacionados con el medioambiente que influyen en el entorno de una compañía. Catástrofes naturales, contaminación, sequías o incendios pueden afectar indirectamente la producción o la obtención de determinadas materias primas. 

  • Factores demográficos

Analizar los factores demográficos es considerar, por ejemplo, la dimensión geográfica en la que opera o va a operar una empresa con las variaciones y las características propias de una determinada población, como edad, sexo, tasas de natalidad, mortalidad, etc. 

¿Cómo realizar un análisis del macroentorno?

Una de las metodologías más utilizadas a la hora de llevar adelante este proceso analítico es el Modelo PEST-E que es estudiar uno por uno los factores que ya hemos repasado en el punto anterior: política, economía, sociedad, tecnología y ecología.

El primer paso es identificar los factores críticos para cada subentorno, es decir,  seleccionar solo aquellas variables de cada uno que tienen o podrían tener mayor incidencia en la dinamica empresarial. Por ejemplo, de los factores legales quizás solo sea conveniente estudiar las leyes vinculadas con la renta de inmuebles y la urbanización, porque nuestra compañía se especializa en desarrollos inmobiliarios destinados a la renta.

El siguiente paso es seleccionar las fuentes de información más confiables y adecuadas para cada variable. En este punto, será necesario consultar medios especializados en, por ejemplo, ecología o economía. También será clave el contacto con diversos referentes de cada sector para asegurarnos información de primera mano.

Con todos estos datos relevados, se debe proceder al procesamiento de la información. De ser necesario, se deberá acudir a expertos en la materia que puedan colaborar con la inteligencia. Si se emplean recursos humanos de la empresa, es importante que sea personal calificado para dicha tarea, ya que es el momento clave para extraer conclusiones y elaborar informes que serán la base de futuras decisiones importantes

En conclusión, el valor central del análisis del macroentorno radica en la posibilidad de planificar estrategias adecuadas que reduzcan los riesgos y en identificar contextos que puedan ser favorables en el futuro. Gracias a este tipo de ejercicios, las organizaciones pueden definir proyectos de expansión, crecimiento, fusión e internacionalización, entre muchos más.

CFO - CTA post - 3 acciones para superar las crisis financieras

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.