Blog de CFOremoto

Las capacidades de la empresa, claves para rentabilizar capital

¿Cómo se puede rentabilizar el capital que has inyectado a un negocio (tú o tus inversionistas)? ¿De qué formas es posible calcular la utilidad y optimizar los resultados? Todos los negocios, sean del tipo que sean, tienen ciertas actividades imprescindibles, que conllevan ciertos costos, gastos e inversiones. Es posible optimizar los recursos económicos destinados a cada actividad: en este artículo hablaremos más acerca de este asunto y te daremos algunas claves para rentabilizar el capital de tu empresa.

¿Cómo rentabilizar el capital de tu empresa?

La clave para rentabilizar el capital que se ha invertido en un negocio es generar utilidades en base a los recursos y capacidades que tiene la empresa. Pero, ¿cómo optimizar estas utilidades? ¿Qué hacer para que los resultados sean mejores, con mayores beneficios y menores pérdidas? A continuación lo analizamos punto por punto, teniendo en cuenta las siguientes variables que influyen en las utilidades de cualquier negocio:

  • Ventas netas
  • Costos directos
  • Gastos de administración y ventas
  • Gastos no operacionales
  • Impuestos

Donde: 

Utilidades netas = 

Ventas netas – Costos directos – Gastos de administración y ventas – gastos no operacionales –

Impuestos

Ventas netas

Las ventas netas son aquellas ventas que se han facturado una vez extraídos los impuestos, devoluciones y descuentos. Es muy importante buscar formas de ir aumentando las ventas para escalar la base de costos y gastos fijos y, por lo tanto, mejorar las rentabilidades del negocio

Para ello, es importante generar estrategias destinadas a vender más: 

  • Escucha a los clientes y genera un plan alrededor de sus necesidades
  • Encuentra la ubicación ideal para tu negocio
  • Estudia si sería rentable vender tu producto o servicio online
  • Utiliza las nuevas tecnologías para estudiar a tu clientela y ofrecerle lo que necesita en el momento en que lo necesita (o incluso antes)
  • Analiza cuál es tu presencia en internet y mejora la imagen de tu empresa
  • Conoce a tu cliente y averigua qué le interesa
  • Ofrece experiencias en lugar de productos
  • Comunícate con tu cliente
  • Añade valor a tu oferta
  • Prepara un buen equipo, motivado y profesional

Es importante analizar cuál es el impacto que pueden tener estas acciones para aumentar las ventas sobre los costos y gastos del negocio, con el objetivo de poder crecer sin afectar la rentabilidad.


CFO - CTA Text - 3 acciones para superar crisis financieras

Costos directos

Los costos directos son aquellos costos que intervienen de forma directa a la producción de un producto o a la realización de un servicio. Existen: 

  • Los costos variables, que son aquellos que cambian en línea con las ventas y, por lo tanto, es difícil escalarlos, sin embargo, es posible mejorarlos con mayores productividades, por ejemplo.
  • Los costos fijos, que son aquellos que se mantienen estables en relación a las ventas, o crecen de forma discreta en el tiempo en la medida que las ventas aumentan. Escalar estos costos haciendo crecer las ventas es clave para mejorar los márgenes de primera línea

Los márgenes de primera línea son dos:

  • Margen bruto, que resulta de descontar los costos variables de las ventas netas
  • Margen de contribución, que resulta de descontar los costos fijos del margen bruto

Gastos de administración y ventas

Contemplan partidas como:

  • Administración: remuneraciones y beneficios de ciertos empleados que no están relacionados directamente a la producción del producto o entrega de servicio (como directivos, administrativos y contadores), seguros, suministros de oficina, arriendos de oficina, entre otros.
  • Ventas: remuneraciones y comisiones del personal de ventas, viajes, comidas, alquileres para exhibiciones, publicidad y marketing offline y online, entre otros…

Los gastos de administración y ventas deben mantenerse bajo control y son, en general, bastante escalables en relación a las ventas. Sin embargo, también algunos de ellos son variables. Es necesario estar constantemente analizando el comportamiento de los gastos para ganar en eficiencia y, por lo tanto, aumentar las utilidades. 

Gastos no operacionales

Los gastos no operacionales son aquellos que no están relacionados directamente con la actividad o producción de la empresa. Por ejemplo, intereses, multas, sanciones, ajustes por tipo de cambio, correcciones monetarias por inflación, entre otros. Es importante mantenerlos separados del resto, con el objetivo de poder analizar el negocio operacionalmente sin ensuciar el análisis con este tipo de gastos no operacionales.

Impuestos

El impuesto a la renta es la última línea que afecta las utilidades de un negocio y, por lo tanto, su capacidad de generar retornos sobre el capital que se ha invertido. Estos impuestos dependerán de la ubicación geográfica del negocio y de otros factores, como el tamaño de la empresa, ya que pueden existir ciertos beneficios en relación al pago de impuestos.

Otros consejos sobre la rentabilización de capital

Es importante tener en cuenta que apalancando el capital (con deuda, bien justificada y estructurada a futuro) se puede aumentar el retorno sobre el capital. Con los recursos obtenidos de la deuda se buscará incrementar la capacidad potencial de generar utilidades para el negocio, sin necesidad de inyectar capital adicional.

Como hemos visto, hay muchas formas de rentabilizar el capital de una empresa. Analizar las utilidades del negocio es clave para lograr optimizar los recursos, desde los costos hasta los impuestos, pasando por los gastos administrativos o de ventas. 


CFO - CTA post - 3 acciones para superar las crisis financieras

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.