Blog de CFOremoto

Leverage financiero: definición, cálculo y ejemplos

El leverage financiero se refiere al uso de deuda para adquirir activos adicionales. Permite controlar una mayor cantidad de activos (previa solicitud de préstamo de capital) y hace posible que aumente el rendimiento de la inversión en efectivo del propietario.

Qué es el leverage financiero: definición

Leverage financiero es lo mismo que apalancamiento financiero y se refiere a la utilización de fondos prestados para adquirir nuevos activos (que se supone generan una mayor ganancia de capital o ingresos en comparación con el costo de los préstamos). Se trata de un pasivo para la organización empresarial prestataria, mientras que constituye una fuente de ingresos para el prestamista.

CFO - CTA Text - 3 acciones para superar crisis financieras

Cómo se calcula el leverage financiero: fórmula

La fórmula del leverage financiero es:

Apalancamiento = deuda total de la empresa / capital social.

Para calcular el apalancamiento financiero de una empresa basta con seguir estos pasos:

1. Calcular la deuda total contraída por la empresa a corto y largo plazo. Deuda total = deuda a corto plazo más deuda a largo plazo.

2. Contabilizar el capital social total de la empresa (multiplicando el número de acciones de la empresa en circulación por el precio de las acciones de la empresa).

3. Dividir la deuda total por el patrimonio total.

4. La cifra resultante es el índice de apalancamiento financiero de la empresa.

Hay que tener en cuenta que un índice de apalancamiento alto (es decir, básicamente cualquier índice de tres a uno o más) significa un mayor riesgo de negocio, amenaza el precio de las acciones de la empresa y hace que sea más difícil asegurar el capital futuro si no está pagando las obligaciones de deuda.

Usos del leverage financiero y ejemplos

El leverage financiero se usa para poder medir y dar seguimiento al nivel de endeudamiento que tiene el negocio. Es decir, es la relación entre los pasivos del negocio y el patrimonio, y, por tanto, es un indicador de cómo están financiados los activos del negocio ya que: activos = pasivos + patrimonio.

El nivel de leverage financiero considerado como saludable dependerá de cada negocio y particularmente de la estructura de activos que tenga. No es lo mismo endeudar a un negocio con muchos activos fijos, que pueden ser garantías reales que cubran dicho financiamiento, que endeudar un negocio que no los tiene.

Ejemplos de leverage financiero

Si Manuel usa medio millón de su efectivo para comprar 40 hectáreas de tierra con un coste total de medio millón, no está usando el apalancamiento financiero.

Por el contrario, Rosa usa medio millón de su efectivo y pide prestado uno para comprar 120 hectáreas de tierra con un coste total de millón y medio. Rosa está utilizando el apalancamiento financiero para hacerse con una propiedad valorada en millón y medio, con solo medio millón de su propio dinero. Supongamos también que el interés del préstamo de Rosa es de $50.000 por año y se paga al comienzo de cada año.

Los efectos del uso de leverage financiero hacen que las consecuencias sean diferentes para un comprador, a medida que se producen cambios en el mercado. Así:

  1. Si después de un año la tierra propiedad de Manuel y la tierra propiedad de Rosa aumentan su valor en un 20 % y ambos propietarios vendieron sus inversiones en tierras a los valores de mercado. El resultado es que:
  • La tierra de Manuel se venderá por $600.000, lo que resultará en una ganancia de $100.000 que, a su vez, sobre el efectivo inicial resulta en una ganancia del 20 %.
  • La tierra de Rosa se venderá por $1.800.000, lo que da como resultado una ganancia de $250.000 que, sobre el monto de efectivo inicial de Rosa es una ganancia del 45 %. En este caso, sale ganando al usar el leverage financiero.
  1. Pero, si pasados 12 meses las propiedades de ambos han visto mermado su valor en un 20 % y aún así los dos desean vender a los valores de mercado, tendremos que:
  • La tierra de Manuel se venderá por $400.000, lo que significa una pérdida de $100.000 sobre el coste de la tierra, lo que, en el efectivo de Manuel resulta en una pérdida del 20 % del capital original.
  • En el caso de Rosa, la propiedad se venderá por $1.200.000, lo que implica una pérdida de $350.000. Esto resulta en una pérdida del 63.6 % en el efectivo de la terrateniente; mayor en proporción a la que hubiera sufrido de no recurrir al leverage financiero.

Es decir, con apalancamiento financiero, un aumento en el valor de los activos resultará en una mayor ganancia en el efectivo del propietario, cuando la tasa de interés del préstamo es menor que la tasa de aumento en el valor del activo. Pero una disminución en el valor de los activos resultará en una pérdida mayor en el efectivo del propietario.

CFO - CTA post - 3 acciones para superar las crisis financieras
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.