Blog de CFOremoto

¿Cuáles son los tipos de financiamiento para PYMEs?

¿Necesitas financiamiento para tu PYME? El mercado ofrece muchas opciones para llevar tu proyecto al éxito, pero, ¿cómo saber cuál es la más adecuada? En este artículo te contamos cuáles son los distintos tipos de financiamiento que existen y cómo puedes determinar la cantidad que necesitas para tu negocio

Financiamiento para PYMEs: ¿cuál es el más conveniente para tu negocio?

Puedes encontrar diferentes opciones de financiamiento para PYMEs. Las dos más comunes son a través de deuda o a través de capital. Sigue leyendo y descúbrelas:

A través de deuda

Las entidades prestadoras, sean o no bancarias, tienen planes específicos de financiamiento para PYMEs, algunas de las más comunes son:

  • Tarjeta de crédito
  • Línea de capital de trabajo
  • Créditos
  • Leasing 
  • Leaseback
  • Factoring
  • Confirming
  • Préstamos blandos

Tarjeta de crédito

Una tarjeta de crédito para empresas es una opción perfecta para montos menores y operativos. No obstante, es importante tener en cuenta las distintas condiciones y comisiones que puedes encontrar. Sería interesante hacer una comparativa sobre:

  • ¿Cuál es el plazo a devolver sin intereses?
  • ¿Cuáles son los intereses, tasas y CAE?
  • ¿Incluye algún seguro? 
  • ¿Hay bonificaciones o cashback en ciertos comercios, viajes, restaurantes…?


CFO - CTA Text - 3 acciones para superar crisis financieras

Línea de capital de trabajo

Otra opción muy válida de financiamiento para PYMEs son las líneas de capital de trabajo. Elegir una con vencimientos puntuales renovables puede ser una buena opción para financiar descalces naturales del negocio durante el ciclo de conversión de caja.

Créditos

Las entidades bancarias ponen a disposición de las PYMEs un gran número de opciones de financiamiento mediante créditos. Estos créditos se devuelven en cuotas y son una buena opción para financiar a largo plazo la operación y su crecimiento o para sufragar pérdidas actuales. Además, puedes negociar algunos meses de gracia y acceder a plazos de devolución en varios años, dependiendo del tipo de negocio.

Leasing

Podríamos decir que el leasing es un arrendamiento de algún bien mueble o inmueble, desde maquinaria o vehículos hasta oficinas, pero con opción a compra. Suele financiar el 100 % de la operación y supone una desgravación tributaria.

Leaseback

Mediante el leaseback es posible vender un activo, inmueble o maquinaria a una entidad y esta, después, arrienda dicho activo a la PYME. Esta es una buena opción si tienes poco capital disponible pero dispones de una gran bolsa de activos fijos.

Financiamiento por entidades no bancarias: factoring y confirming

Por otra parte, también existen algunos métodos de financiamiento para PYMEs emitidos por distintas entidades, bancarias y no bancarias: el factoring y el confirming.

El factoring permite obtener liquidez a través de la cesión de cuentas pendientes a cobrar, como pagarés o cheques. Esta operación se lleva a cabo a través de una empresa de factoring, quien gestiona todo el proceso. Es decir, los pagos a realizar se ceden a la entidad, que actúa como intermediaria entre empresa y proveedor.  

Por su parte, el confirming, al igual que el factoring, puede ser muy útil para financiar descalces muy puntuales, y para empresas que no tienen acceso al financiamiento bancario. Por ejemplo, es posible pedir anticipos de fondos, ya sea de forma total o parcial, para pagar las facturas de los proveedores.

Préstamos blandos

Los préstamos blandos son aquellos que provienen de amigos, familiares o incluso de otros socios. En este caso, será necesario firmar un contrato de acuerdo mutuo que respalde la deuda y contenga las condiciones del préstamo.

A través de capital

Otra forma efectiva de financiar las necesidades de una PYME es mediante capital. Este puede ser:

  • Propio: ahorros, depósitos, bienes… En este caso, es importante tener en cuenta que, si se trata de recursos propios, es clave entender el costo de oportunidad de ese capital que estás aportando a ti mismo. 
  • De nuevos inversionistas: a los que invitarás a ser parte del negocio y, por tanto, entregarás una participación en el mismo. Hablar de nuevos inversionistas es hablar de un proceso de negociación. Un proceso en el que se valoriza a la empresa otorgándole un valor y que, en relación a ese valor, se recibe un monto determinado por parte del inversionista a cambio de una participación en el capital.
  • Crowdfunding: o financiamiento participativo. Esta modalidad normalmente requiere de una plataforma que da a conocer el proyecto y busca personas que cedan una cantidad de dinero a cambio de diferentes beneficios: puede ser una donación altruista, ciertas recompensas, acciones, royalties

¿Cómo saber qué método de financiamiento es el adecuado?

Para poder determinar cuánto financiamiento necesitas, es de vital importancia proyectar el negocio y el flujo de caja y entender si el financiamiento requerido es puntual y reiterativo o, si por el contrario, es necesaria una opción a largo plazo. Estas condiciones dependerán del tipo de negocio, de su etapa de desarrollo y de su salud financiera en el momento que se busque el financiamiento.

Sea cual sea la opción de financiamiento para PYMEs que mejor se adapte a tu negocio, es imprescindible mantener el endeudamiento bajo control. Es decir, controlar que la deuda se mantenga en niveles razonables que la empresa vaya a poder pagar a futuro con la generación de caja que tiene.  En caso de que hayas financiado mediante capital, es relevante poder generar los retornos esperados por esos inversionistas, con el objetivo de cumplir con sus expectativas y mantener una buena relación hacia el futuro.


CFO - CTA post - 3 acciones para superar las crisis financieras

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.