Blog de CFOremoto

Financiamiento de capital: tipos, fuentes y funcionamiento

Cuando un negocio pretende dar inicio a sus actividades comerciales o su expansión en el mercado y no cuenta con los recursos propios necesarios, entonces debe recurrir al financiamiento de capital. Esta es una solución económica que busca ayudar a las organizaciones a consolidar sus metas y objetivos, logrando así comenzar, continuar o mejorar las operaciones propias de la empresa gracias al ingreso de nuevos recursos financieros a través del proceso de financiamiento de capital.

¿Qué es el financiamiento de capital?

El financiamiento de capital es aquella inversión interna o externa que las organizaciones buscan conseguir para aumentar sus capacidades económicas, mejorar su cash flow y así impulsar el desarrollo de sus actividades comerciales. Es decir, el financiamiento de capital es la búsqueda de inversiones monetarias que ayuden a la empresa a seguir funcionando a cambio de ceder una participación en el capital del negocio a quien entrega los fondos.

Este tipo de financiamiento se puede obtener de forma interna con los socios u accionistas de la empresa, o de forma externa, donde un tercero que no pertenece a la organización realiza el aporte monetario.

Tipos de fuentes de financiamiento de capital

Como hemos comentado, los tipos de financiamientos de capital que se pueden encontrar son básicamente de fuentes internas y externas. En cada caso, la persona que interviene como fuente de financiamiento deberá recibir alguna retribución a corto o largo plazo.

Dicho esto, los ejemplos de fuentes de financiamiento de capital más comunes son realizados por las siguientes figuras:

  1. Financiamiento de capital de inversionistas

El inversionista es una figura financiera de carácter jurídica o no jurídica que estará dispuesto a comprometer su capital social a cambio de una retribución monetaria. Este tipo de financiamiento de capital es aportado por personas externas a la organización. Es decir, que no pertenecen a la directiva ni a la sociedad.

En general, estos inversionistas buscan ganar rentabilidad al momento de invertir en una empresa. Por ello, antes de tomar la decisión, estas figuras en su papel de fuentes de financiamiento suelen analizar ciertos factores del negocio y del proceso, como por ejemplo si es una inversión de riesgo, el tipo de patrimonio, el tiempo de retorno, las utilidades históricas, el control del flujo de caja, entre otros.

  1. Financiamiento de capital de accionistas

En el caso de los accionistas, estos son personas que forman parte de la organización, así que cuando la inyección de dinero viene de estas fuentes se considera un financiamiento de capital interno. De igual forma, existe un desembolso de capital que ayudará a la organización a afrontar un proyecto o a continuar con sus actividades. 

¿Cómo funciona el financiamiento de capital privado?

Financiamiento capital

El financiamiento de capital privado ocurre cuando ingresan nuevos inversionistas al capital social de la organización. De esta manera, el o los financistas comienzan a formar parte de la empresa, recibiendo acciones de la misma. La idea de la persona que realiza el financiamiento de capital es adquirir o aumentar su participación en una empresa, la cual posteriormente le otorgará ganancias o beneficios por su participación. 

En ese caso, el inversionista adquiere un porcentaje de la sociedad que será establecido en el momento del intercambio. Asimismo, esta adquisición le ofrece al inversor derechos y garantías potenciales en relación con su participación. Algunos de los beneficios que se le otorga al inversor por el financiamiento de capital es, por ejemplo, poder vender su participación en caso de requerirlo en un futuro.

Además, podrá recibir su retribución vía dividendos, bien sea como pagos en efectivo u otros bienes e, incluso, tendrá la opción de suscribir nueva acciones en caso que se generen nuevos financiamientos del capital social.

Cabe destacar que el financiamiento de capital busca revalorizar una organización. Es decir, que esta inversión deberá generar ganancias para el ente emisor, ya que la empresa financiada deberá retornar o aportar dividendos en un plazo establecido. Por tanto, el financiamiento de capital no se trata de un préstamo, ya que el préstamo es un procedimiento que genera deuda y que obliga a la empresa a devolver el dinero recibido en un plazo determinado, sin que el prestamista pase a formar parte de la organización.

Dentro del contexto del financiamiento de capital, el inversor tendrá la opción de vender sus acciones en el momento que decida hacerlo; por lo general la venta se realiza por montos superiores a la adquisición, generando una ganancia significativa.

Es importante aclarar que existen casos donde las ventas pudieran arrojar pérdidas si son realizadas por debajo del valor de adquisición, ya sea porque el vendedor ha hecho una mala negociación, o porque la empresa atraviesa un mal momento y sus acciones han caído, o porque el vendedor necesita concretar la venta de manera urgente.

¿Cuándo buscar financiamiento de capital?

Por lo general, la gran mayoría de empresas buscan en algún momento de su historia un financiamiento de capital para mejorar sus flujos de efectivo, ya que esto le servirá para hacer frente a las deudas que adquieren para su buen funcionamiento. Sin embargo, existen factores claves específicos para recurrir al financiamiento del capital. Un ejemplo de esto sería cuando la organización quiere expandirse o incursionar en un área nueva, generándose el conocido como capital de expansión.

Asimismo, es oportuno buscar financiamiento del capital en casos donde las organizaciones tengan proyectos nuevos e incluso cuando se busque desarrollar patentes y tecnologías. Este tipo de inversión se conoce como financiamiento de capital semilla, y servirá para que la organización pueda consolidar sus proyectos que están en fase de iniciación.

Finalmente, las pymes que están en la búsqueda de financiamiento de capital deben evaluar sus estados contables en profundidad y realizar análisis sobre sus distintos ratios financieros. Esto, con el objetivo de determinar si realmente les conviene desarrollar una estrategia de financiamiento. Para ello, lo recomendable es que utilicen una plataforma como CFOremoto, la cual ofrece de manera automatizada una visibilidad completa sobre las finanzas del negocio a través de su plataforma de manejo de caja y conexión con financiamiento en el mercado. 

De esta manera, a través de CFOremoto se pueden diseñar estrategias de financiamiento de capital muy efectivas.

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.